Google
 

EL CINE QUE VIENE

domingo, 27 de enero de 2008

Crímenes imperceptibles


“LOS CRIMENES DE OXFORD” (2008) Título original: “Los crímenes de Oxford” Duración: 110 minutos Nacionalidad: ESPAÑA Género: Misterio

Director: Alex de la Iglesia Guión: Alex de la Iglesia & Jorge Guerricaechevarria adaptando la novela de Guillermo Martínez Fotografía: Kiko de la Rica Música: Roque Baños Montaje: Alejandro Lázaro Intérpretes: Elijah Wood, John Hurt, Leonor Watling, Julie Cox, Burn Gorman, Anna Massey, Jim Carter Web oficial: http://www.loscrimenesdeoxford.com/

SINOPSIS:

Una anciana aparece asesinada en el salón de su casa a las afueras de Oxford. Su cuerpo es descubierto por dos hombres que en ese momento se encuentran por primera vez: Arthur Seldom, prestigioso profesor de Lógica, y Martin, un joven estudiante americano recién llegado a la universidad con la intención de que el famoso profesor dirija su tesis doctoral. La muerte de la anciana no es sino el primero de una serie de asesinatos con inquietantes puntos en común. Son crímenes casi imperceptibles, que podrían incluso pasar por muertes naturales si no fuera porque cada uno de ellos viene acompañado de un mensaje: una imagen, un signo diferente en cada ocasión que, muerte a muerte, va dando forma a una serie cuya lógica deberán descifrar los protagonistas. Recorrer ese camino supondrá poner a prueba no solo las convicciones matemáticas sino la propia forma de entender el mundo del profesor y del alumno ¿Podemos conocer la realidad? ¿Es posible alcanzar la verdad?

OPINION:

Basada en la muy amena novela de Guillermo Martínez “Crímenes imperceptibles” (en su título en Argentina), “Los crímenes de Oxford” adapta con acierto y fielmente el libro del escritor argentino, es más, incluso en la frase final de Arthur Sheldon (John Hurt) a Martin (Elijah Wood) sobre las alas de la mariposa le confiere a la película un punto más a su favor. Los cambios son mínimos, en la novela el personaje principal es argentino, aquí es americano. La hija de la mujer asesinada y el compañero de habitación de Martin tienen un punto de locura que en la novela no se aprecia. Algo más propio de Alex de la Iglesia, excesivo, en algunas ocasiones. Sin embargo, esta película no sigue la línea habitual del director y nos sumerge en una historia clásica de intriga, como si fuera una novela de Agatha Christie sin la ligereza de esta y con elementos más complejos. Ahí reside lo más interesante de la propuesta, que aúna la aventura clásica detectivesca con aspectos, sean matemáticos o no, menos inocuos .


Habrá quién eche de menos al Alex de la Iglesia más irreverente y cruel pero no todas las películas se tienen que contar con un mismo estilo. ¿Por qué un director siempre tiene que contar sus películas de la misma manera? Ha optado por un estilo más clásico y ya está. No hay que darle más vueltas. A pesar de lo académico de la dirección, tiene algún momento virtuoso con la cámara como el plano-secuencia en el cual desfilan algunos personajes por las calles de Oxford hasta el encuentro del profesor y el muchacho. El ritmo de la película no decae en ningún momento. Mi mayor temor era aburrirme anticipándome a los sucesos que ocurrían por el conocimiento de la historia porque había leído la novela pero no fue así. Así que los que esperen mala uva, violencia por un tubo y humor negro, será mejor que se abstengan. Es una intriga policíaca aderezada con toques filósicos.

4 comentarios:

Calthar dijo...

Buena critica Dr...¡y buena peli!

Calthar dijo...

P.D:En la Baca te echamos de menos....¡buahhh!

santi ausente dijo...

Hay quien opina que el cambio de Álex en la dirección se debe a que el productor no es español y ha controlado más la película.

Dr Jones dijo...

El control de una película no entiende de nacionalidades. Yo creo que tiene que ver más con la pasta que se haya puesto. A más dinero que se ponga, más miedo a que la puede cagar el director de turno y pierdas tu inversión. Es algo lógico, como la vida misma.