Google
 

EL CINE QUE VIENE

lunes, 5 de marzo de 2007

El monstruo coreano también existe


"THE HOST" (2006) Título original: "Gwoemul" Nacionalidad: Corea del sur


Duración:
119 minutos Director: Bong Joon-Ho Guión: Boong Joon-Ho, Ha Jun-weon, Baek Cheol-hyeon Música: Byung-woo Lee Fotografía: Hyung-ku Kim Intérpretes: Song Kang-Ho, Byeong Heui-Bong, Park Hae-il, Bae Du-na, Ko A-sung, Lee Dong-ho, Lee Jae-eung, Yun Je-mun Web oficial: http://www.notrofilms.com/webthehost

SINOPSIS:

Los habitantes de Seúl observan sorprendidos un extraño objeto que cuelga de un puente sobre el río Han. El objeto es, en realidad, una monstruosa criatura mutante que al despertar devora a todo aquel que se cruza en su camino. Entre tanta destrucción, la criatura mutante rapta a la hija del dueño de un quisco que vive felizmente a la orilla del río. Mientras el ejército fracasa una y otra vez en la destrucción del monstruo, este hombrecillo anónimo y su familia intentan recuperar a su hija...

OPINION:

Parece que se está poniendo de moda que los directores de prestigio se apunten al cine de evasión sin ningún miramiento. Aplaudo la decisión de Bong Joon-Ho como ya hiciera en su día el chino Zhang Yimou con los films "Hero" y "La casa de las dagas voladoras", esta última una obra maestra del género de artes marciales. Cada vez que algún director con la etiqueta de autor hace un film de este tipo resulta que la crítica elogia con fervor el trabajo hecho como si fuera lo mejor que se ha visto en mucho tiempo. A veces es cierto que se logran grandes películas pero otras, y este es el caso logran un aprobado raspado y otras incluso son flojas. Reconozco que cuando fui a verla había escuchado y leído infinidad de críticas poniendo por las nubes al film. Quizá fuera influido por esta avalancha de extraordinarias críticas que esperaba algo maravilloso y el no va más en cintas de monstruos. Y claro cuando alguien va de esa manera al cine se puede llevar un chasco.

Park Gang-Du (Bong Joon-ho) huyendo horrorizado con su hija

Se trata de una película irregular, que mezcla grandes momentos con otros más aburridos y sosos. El comienzo del film es magnífico, desde el primer fotograma hasta la aparición del monstruo en escena. La naturalidad con que las personas se dan cuenta del bicho que hay colgado del puente hasta la huida aterrorizada de la gente cuando el monstruo los persigue está impregnada de un ritmo contagioso y logra enganchar. Después enlazará momentos de comedia logrados con otros menos divertidos y escenas interesantes con otras más tópicas y endebles (¿quién no sabía que la chica utilizaría su arco con decisión al final del film?). Comienza como un huracán para ir desvaneciéndose con el paso del tiempo. De hecho si el principio es bueno, el final es lo peor de la cinta, incluidos los efectos visuales, que están conseguidos durante casi todo el metraje y que en la última escena no dan mucho el pego. Tampoco voy a destripar entera la secuencia final, que uno tiene escrúpulos de vez en cuando.

¿Por qué seremos tan bajitos?

Lo que no encuentro ni por asomo es la crítica social que se supone contiene el film. Solo atisbo algo interesante y es la desesperación por algo que sabes que es verdad (que tu hija está viva) y todo el mundo te llama loco y no mueven un dedo. Sí, ya se que los protagonistas son gente pobre a la que nadie haría puñetero caso pero de ahí a la crítica social hay un mundo. Pero ya se sabe que cualquiera puede encontrar lo que sea en una película desde crítica social hasta una alegoría sobre el imperialismo americano. Por cierto, el personaje que ordena vertir las sustancias tóxicas al río Hwan (hecho que desencadena la aparición de la criatura) es norteamericano. El director, en estrevistas concedidas en Sitges, niega que critique a Estados Unidos y al poder establecido. Aún así, la crítica especializada dice que sí lo hace y eso va a misa. ¿Quién lo va a saber mejor que el propio director? Pues claro, la crítica.

3 comentarios:

Santi Ausente dijo...

Perdona, pero acabo de leer la frase propagandística del cartel de "The Host" y me ha entrado algo por el cuerpo y no me he resisitido a comentarla: "Primero fue Tuburón, después Alien, y ahora The Host". Increíble. Voy a potar.

Saludos.

P.D. Luego leeré la crítica.

Dr Jones dijo...

Ja,ja,ja. Creo que se pasaron un poquito. Según la crítica no tiene nada que ver con estos títulos, no por la calidad, sino porque la coreana ofrece análisis de las clases sociales todas esas cosas que nos quieren vender. Que bueno es hacerse respetar como director.

Blogger dijo...

Bluehost is the best website hosting provider for any hosting plans you might require.